Si tu bebé ha sobrepasado los 6 meses de ‪‎lactancia‬, es probable que tu ‪‎pediatra‬ te haya comentado que es el momento de iniciar la ‪alimentación complementaria (puede que incluso te haya animado a comenzarla antes en contra de la recomendación de la OMS).

Durante todo el periodo de lactancia tu bebé ha dirigido su alimentación: él decidía cuándo no tomar más biberón o cuando soltar el pecho.

Sin embargo, durante mucho tiempo se ha mantenido la teoría de que, tras la lactancia, un bebé ya no dependía de sí mismo para alimentarse, sino que debía ser alimentado por una ‘cuchara voladora’ que a veces llegaba muy rápido y otras le tenía esperando con la boca abierta.

¿Por qué no confiar en tu bebé y dejar que te guíe en el proceso de baby-led weaning?

¿Qué es el baby-led weaning?

El baby-led weaning o alimentación complementaria a demanda es el proceso de destete de un bebé en el que introducimos alimentos sólidos en su dieta que puede comer de forma autónoma con sus propias manos.

En la actualidad, cada vez son más las familias y profesionales que defienden este método de alimentación respetuoso con los tiempo del bebé y que hará que no desarrolle aversiones a texturas y sabores, ya que nadie le obliga a comer algo que no le apetece. ¡El baby-led weaning sólo tiene beneficios!

¿Qué ventajas tiene el baby-led weaning?

Practicar la alimentación complementaria tiene beneficios para ti y para tu bebé:

1. Menos aversión a la comida. Si tu bebé come diferentes texturas y elige qué comer tiene más posibilidades de no ser quisquilloso con otros alimentos sólidos. Si te faltan ideas sobre qué cocinar, ¡mira nuestro apartado de recetas!

2. Aprende a autorregular su apetito. Si un bebé se alimenta de manera independiente tiene mayor control para decidir si está saciado o no.

3. Come alimentos saludables. Al alimentarse con ingredientes frescos y enteros evitamos los productos envasados o procesados.

4. Desarrolla sus capacidades motoras. Este método mejora su coordinación ojo-mano, la masticación y fomenta hábitos alimenticios saludables.

5. Más comidas familiares. Si os sentáis juntos a comer, tu bebé tendrá la oportunidad de aprender observando a tu familia, así como de tener un plato para aprender a comer con el que inculcarle hábitos que le acompañarán toda la vida.

6. Ahorra tiempo. Al no tener que hacer purés o triturar constantemente la comida para tu bebé ¡tendrás menos trabajo en casa! Además, existen muchos productos especializados en baby led weaning que te ayudarán a tenerlo todo ordenado. ¿Has ojeado ya nuestra tienda?

¡Y recuerda! Como padres es normal sentir inseguridad cuando comenzamos con la alimentación complementaria de nuestro pequeño/a, si tienes más dudas puedes mirar nuestra página de preguntas frecuentes o pedir una consulta virtual conmigo para resolver tus inquietudes, ¡cómodamente desde casa!