Blog

Mug cake de plátano

Leer más

Sin gluten / Sin huevo / Sin lácteos / Sin frutos secos

Receta de Begoña Prats, autora de la app sobre recetas de baby-led weaning Happy Recipes y del libro 70 recetas para que tu hijo coma solo.

mug cake para bebés

¿Conocéis los mug cake?

Son unos pastelitos express muy sencillos y rápidos de preparar.

Este de plátano con harina de arroz, no sólo está delicioso, si no que es muy completo nutricionalmente.

Y como siempre, apto para toda la familia.

Ingredientes 

– 2 cucharadas de harina de arroz
– 2 cucharadas de aceite de oliva suave
– 3 cucharadas de leche vegetal*
– 1 plátano maduro
– 2 cucharadas de pasta de dátiles**
– ½ cucharadita de levadura química
– Canela, al gusto

Preparación

Mezclamos el aceite, la pasta de dátiles y la leche vegetal. Trituramos bien el plátano con un tenedor y lo añadimos a la mezcla hecho puré.
Agregamos la harina y la levadura sin dejar de remover hasta homogeneizar la masa.
Metemos la taza con la masa en el microondas entre 2 y 2.30 min a máxima potencia. Dejamos reposar unos minutos, espolvoreamos con canela y degustamos.
Puedes probar  otras presentaciones como moldes de silicona o cápsulas para magdalenas : )

*Para menores de 1 año, la leche vegetal en esta receta puede sustituirse por leche de inicio, de continuación o leche materna. Para mayores de 1 año además, por leche entera.

** Pasta de dátiles: Se cubren un puñado de dátiles -sin hueso- con agua, dejándolos hidratar toda la noche. Al día siguiente, se procesa todo (incluido el agua) y se obtiene una pasta dulce y nutritiva con la que podrás alegrar tus postres de manera saludable. Otra versión más rápida consiste en calentar agua sin que llegue a hervir y cubrir los dátiles -sin hueso- dejándolos hidratar durante 30 min. Luego se tritura todo y listo. Se conserva en la nevera un par de semanas.

tienda online alimentación complementaria baby-led weaning

Puedes encontrar más recetas dulces y saladas en las apps de Happy Recipes
Gratis para Android, iOS y Windows Phone, y en el libro 70 recetas para que tu hijo coma solo.

BABY LED WEANING – 70 RECETAS PARA QUE TU HIJO COMA SOLO>>

HAPPY RECIPES BLW – COMPLETE (SIN ANUNCIOS):
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happy_recipes_complete_blw_recipes.sc_39F1WE&hl=es

HAPPY RECIPES – REPOSTERÍA BLW:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happy_recipes.sc_3VAKQS
https://itunes.apple.com/es/app/happy-recipes/id1105425277?mt=8
https://www.microsoft.com/es-es/store/apps/happy-recipes-blw/9nblggh4v792

HAPPY RECIPES – COMIDAS BLW:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happyBLWrecipes.sc_3NPX38
https://itunes.apple.com/us/app/id1120185802
https://www.microsoft.com/es-es/store/apps/happy-blw-recipes/9nblggh4wzvk

Analizando el nuevo documento 2018 de recomendaciones sobre alimentación complementaria de la AEPED

Leer más

Por fin he podido sacar un momento para leerme detalladamente el nuevo documento 2018 de recomendaciones para la alimentación complementaria en el lactante amamantado de la AEPED y os traigo mis impresiones ¡Así os ahorro el trabajo de leerlo entero! Vamos allá…

Un documento elaborado por el Comité de Lactancia de la AEPED

La primera sorpresa grata es que el documento está elaborado por el Comité de Lactancia de la AEPED, muy acertado teniendo en cuenta como decimos siempre que hablamos de alimentación complementaria, y que el objetivo es priorizar la lactancia durante varios meses aún. Os extraigo la primera frase que me ha llamado la atención al respecto:

La alimentación complementaria (AC) se considera un proceso por el cual se ofrecen alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o fórmula adaptada, como complemento y no como sustitución de ésta. En los últimos años ha habido muchos cambios de recomendaciones, y especialmente en cuanto a los consejos que se dieron a la generación anterior. En este documento queremos resumir de forma general qué evidencia científica hay en el momento actual sobre AC, especialmente enfocada a bebés amamantados.

La aclaración de bebés amamantados creo que no es necesaria, tampoco en el título del documento, ya que las recomendaciones han de ser iguales para bebés de biberón. El objetivo, quiero creer, es el de preservar la lactancia materna, y está muy bien, pero esto no excluye para que si un bebé está tomando biberón, y no está preparado para comer, no deba empezar a comer. Hay mucha confusión sobre si los bebés que toman biberón deberían empezar a comer antes, y esta distinción no ayuda, pero lo cierto, es que después de la leche materna, lo mejor que puede tomar el bebé hasta que está preparado para comer, es leche artificial, así que las indicaciones si estás leyendo esto y tu bebé toma biberón, son iguales.

Cuándo empezar, por qué no empezar antes

Se considera que un bebé está preparado cuando adquiere las destrezas psicomotoras que permiten manejar y tragar de forma segura los alimentos. Como cualquier otro hito del desarrollo, no todos los niños lo van a adquirir al mismo tiempo, aunque en general estos cambios suelen ocurrir en torno al 6º mes. Se requiere:

Segunda grata sorpresa, la primera vez que sale una foto en el documento, es la que os adjunto, un bebé comiendo por sí solo. Veréis que explican cuáles son las principales señales de que el bebé está preparado para comer, y también por qué no es bueno empezar antes, aunque hablan de no empezar antes del 4º-5º mes. Esto me confunde un poco, porque en el párrafo anterior están diciendo qué requisitos tienen que cumplir para empezar a comer, y en el siguiente ponen ese rango de edad, en la que los bebés no cumplen estas condiciones. Así que bueno… una vez más no se mojan todo lo que deberían, en mi opinión.

El desastre llega con el siguiente texto que casi se me salen los ojos…

¿Por qué es importante la alimentación complementaria y no se debe retrasar? Es excepcional que el inicio de la AC se retrase más allá del 7º mes. Sin embargo, puede suceder en niños que toman LM, que no han mostrado aún un interés activo por la comida y cuyas madres no trabajen fuera de casa y disponen de todo el tiempo para estar con el bebé.

Que explique que no todos los niños están listos para comer con 6-7 meses es genial, porque es algo que genera muchos temores, pero lo de “cuyas madres no trabajen fuera de casa y disponen de todo el tiempo para estar con el bebé” igual yo es que estoy muy sensible… pero me hubiera gustado leer algo como “puede suceder que haya niños (da igual que tomen biberón) que no muestren un interés activo por lo que bastará con que sus padres (los dos) se aseguren que siguen tomando la leche que necesitan”.

Y dicen que es mejor no esperar más allá del 7º mes (siempre de edad corregida)…

Riesgos de la introducción tardía (más tarde del 7º mes) de la alimentación complementaria
Carencias nutricionales, sobre todo de hierro y zinc
Aumento del riesgo de alergias e intolerancias alimentarias
Peor aceptación de nuevas texturas y sabores
Mayor posibilidad de alteración de habilidades motoras orales

Conviene aclarar aquí que es “empezar”, no asegurarse que coma todo lo que vosotros esperáis, porque esos posibles problemas que aluden ocurrirían con el tiempo, con mucho tiempo vamos, a mí esto me parece un tanto alarmista. Si vuestro bebé por ejemplo no se sienta llegado ese momento, pues empezad muy poquito a poquito, sentándole en vuestro regazo, con calma… y si esperáis un par de semanas más tampoco pasa nada.

Sobre el cuándo y el qué ofrecer

Las pautas varían mucho entre regiones y culturas. No se deben dar “instrucciones” rígidas (Dewey 2003). No hay alimentos mejores que otros para empezar, aunque se recomienda ofrecer de manera prioritaria alimentos ricos en hierro y zinc. Asimismo, se recomienda introducir los alimentos de uno en uno, con intervalos de dos a tres días, para observar la tolerancia y aceptación y no añadirles sal, azúcar ni edulcorantes, para que el bebé se acostumbre a los sabores naturales de los alimentos (Fewtrell 2017).

Bueno, con lo de la tolerancia y aceptación discrepo nuevamente, porque hay niños que lo comen todo nada más verlo, y otros que necesitan muchas más veces de tres, pero en general, se trata de ir ofreciendo variedad de alimentos y texturas y que el niño vaya probando y descubriendo, no hace falta que sean tres días estrictamente y siempre.

Y a continuación ponen el cuadro de introducción de alimentos del documento “Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia” de la Agencia de Salud Catalana, al que… sospechosamente… han quitado la última fila, ese que dice “Alimentos superfluos cuanto más tarde mejor, mínimo hasta los 12 meses: azúcares, chocolates, postres lácteos, charcutería, bollería, galletas, etc.” ¿Por qué esto?

Hacen una breve aclaración sobre gluten y alimentos potencialmente alergénicos en la que dicen que no hay evidencia científica de que ofrecerlos después produzca menos alergias, y que por tanto, se introduzcan como el resto de alimentos.

En el momento actual, no hay ninguna evidencia de que retrasar la introducción de alimentos potencialmente alergénicos (huevo, pescado, frutos secos, lácteos, legumbres, todo tipo de frutas) más allá de los 6 meses prevenga las manifestaciones alérgicas, tanto en niños de bajo como de alto riesgo. Al contrario de lo que se creía, algunos estudios señalan que retrasar su introducción puede aumentar el riesgo de alergia (Palmer 2017).

Y sobre el gluten:

La recomendación actual es no adelantar ni retrasar su introducción; pudiendo ser introducido entre los 4 y los 11 meses de edad (idealmente esperando a los 6 meses), y procurando no dar cantidades muy grandes de gluten al inicio (Chmielewska 2017).

Continuan hablando de la importancia de tomar fruta y verdura, proteínas, hierro, zinc… pero os dejo dos extractos que me han llamado especialmente la atención:

¡NO a los cereales liofilizados!

Se pueden dar cereales en forma de: arroz hervido y chafado, pan, pasta, arepas o tortas de maíz, quinoa, avena,… no siendo obligatorio el uso de cereales en polvo. Las papillas de cereales infantiles en polvo no son necesarias si se sigue una dieta rica en hierro. Si bien estos preparados están fortificados con hierro, su biodisponibilidad es mucho menor que el hierro hem de las carnes. Por otro lado, contienen una gran cantidad de azúcares libres (Foterek 2016) y tampoco está demostrado que disminuyan los despertares nocturnos (Brown 2015).

Con lo del formato todavía se lían bastante también, pero bueno… por lo menos van diciendo que el puré no es la vía única.

Carne, pollo, pescado, huevo, legumbres, gambas. Se pueden ofrecer en forma de puré, cocinados y desmigados o en pequeños trozos en lactantes más mayores. Ofrecer diariamente alimentos de este grupo, de forma variada, especialmente aquellos ricos en hierro.

Hablando de cantidades

¿Qué es lo importante en esta fase de su alimentación?

Dar de comer u ofrecer comida según las capacidades motoras del lactante, respondiendo a sus signos de hambre y saciedad
Alimentar despacio y con paciencia, sin forzar nunca
Experimentar con diversas combinaciones, texturas y sabores
Minimizar las distracciones (TV, pantallas). No “engañarle” para que coma.

La mayoría de las calorías durante el primer año de vida provienen de la leche materna, por lo que no es tan importante la cantidad total de AC que ingieran, como su variedad, su disponibilidad y el establecimiento de los hábitos futuros.

Exceptuando que solo hablan de leche materna todo el rato, nada que añadir… como digo, si tu bebé toma biberón, las pautas son las mismas, y me alegra que manden un mensaje tranquilizador, porque es muy habitual, que coman poco, o muy poco.

Y llegamos a la parte que más me gusta

En las siguientes páginas solo se habla de baby-led weaning ¡Por fin! Os destaco algunas partes especialmente interesantes:

Como dicen en el siguiente párrafo, los triturados se convirtieron en una obligación porque se decía que había que alimentar a los bebés con 3 y 4 meses ¡Qué menos que triturarles la comida! No están preparados en absoluto para comer, y por eso, se hizo necesario inventar algo para que pudieran hacerlo, pero el BLW ya existía antes de que apareciesen las batidoras, solo que no tenía nombre.

Antes de la aparición de las batidoras eléctricas, los purés comerciales y los cereales en polvo se utilizaba un sistema similar al BLW. En la época que se recomendaba comenzar la AC precozmente, a los 3-4 meses, los triturados se hacían necesarios, ya que los bebés no adquieren la capacidad de comer por ellos mismos hasta aproximadamente los 6 meses de edad. Sin embargo, a raíz de las recomendaciones de la OMS en el año 2002 de iniciar la AC a los 6º meses, padres y profesionales comienzan a cuestionar la necesidad de los triturados (Rapley 2016). A pesar de tener un origen empírico hay cada vez más trabajos metodológicamente serios que han estudiado su aplicabilidad, riesgos y resultados a medio y largo plazo (Brown 2017).

Sobre si es válido para todos. Añadir que en prematuros (no grandes prematuros), se van demostrando poco a poco los beneficios de alimentarles con BLW siempre atendiendo a la edad corregida.

El BLW se ha estudiado en niños nacidos a término, sanos y con un desarrollo psicomotor normal. En niños prematuros se podría valorar individualmente pero siempre atendiendo a la edad corregida de 6 meses. No se recomienda en niños con fallo de medro, dificultades neurológicas o motoras.

¡Y hablan hasta de BLW mixto!

A pesar de que no hay consenso claro sobre la definición de BLW, la definición más clásica asume que es el bebé el único que coge los alimentos, sin que el adulto “le dé de comer”. Sin embargo, muchos padres optan por un BLW mixto, en el que combinan dejar que el bebé experimente por sí mismo con la comida a la vez que le ofrecen algún puré o papilla en alguna de las comidas.

Y de las muchas bondades del BLW frente a triturados que ya conocemos, este párrafo me ha gustado especialmente:

No se han encontrado diferencias en las calorías totales ingeridas entre uno y otro método. Sin embargo, existe disparidad en cuanto al efecto del BLW en el aumento de peso. Se ha relacionado con una disminución del riesgo de obesidad a largo plazo, por una autorregulación del apetito, pero estos datos se han obtenido de estudios observacionales y con alto riesgo de sesgos (autoselección de las familias, ya que aquellas con mejores hábitos son las que se decantan por el BLW). En un estudio aleatorizado (Lakshman 2017) los niños con BLW tenían un IMC ligeramente superior que el grupo control, que los autores atribuyen a un mayor disfrute de la comida.

Y para terminar, abordan los dos TEMAZOS del baby-led weaning, sin dejar lugar a dudas: El hierro y el atragantamiento.

Una preocupación es la ingesta de hierro. No existen diferencias cuando se instruye a los padres en su importancia y en ofrecer diariamente comidas ricas en hierro: carne cocida en tiras o picada en forma de hamburguesas, bolas o palitos; yema de huevo, tortas de lentejas o judías blancas cocidas, palitos de tofu, hummus…

Siguiendo unas normas básicas de seguridad no hay diferencias en el riesgo de atragantamiento (Fangupo 2016). A todas las familias, independientemente del método utilizado, se les debe educar en la prevención de atragantamientos.

¿Qué os parece? Aquí os dejo el enlace al documento completo para que saquéis vuestras propias conclusiones.

tienda online alimentación complementaria baby-led weaning

BLW, de la teoría a la práctica, nuestro curso en Escuela Bitácoras

Leer más

Hace ya unos meses que Alejandra de la Escuela Bitácoras contactó conmigo para proponerme realizar un curso que complementase el que ya tienen en la plataforma de Julio Basulto, querían algo muy práctico… ¡Menudo reto! Sin dudarlo acepté y nos pusimos manos a la obra…

sara traver escuela bitácoras

Hace unas semanas grabamos, una experiencia muy divertida y por fin está ya disponible el curso terminado. 12 lecciones en las que repasamos los aspectos más importantes del blw con ejemplos, trucos, ideas y mucha información que os será de gran ayuda.

sara traver escuela bitácoras

Os dejo el enlace permanente al curso aquí, y en nuestra sección talleres, y a continuación el vídeo promocional. Podéis acceder a la primera lección de manera gratuita solo por registraros. ¡Espero que os encante!

BLW, de la teoría a la práctica. Un curso de Sara Traver de Escuela Bitácoras en Vimeo.

¿Está mi bebé preparado para comer?

Leer más

Fijaos que el título del post es ¿está mi bebé preparado para comer? y no “para comer sólidos”, porque las indicaciones que os voy a dar a continuación son para toooodos los bebés, vayan a comer triturados, sólidos o una mezcla de ambos.

Se acercan los 6 meses y el momento de empezar la alimentación complementaria. Puede que hayas estado informándote, leyendo, y que te llame la atención eso de que los bebés coman sólidos desde una edad tan temprana, o que estés súper enterada de cómo practicar baby-led weaning y estés deseando que tu bebé cumpla los requisitos necesarios para empezar a comer ¿es tu caso? Vamos a repasar cuándo pueden empezar a comer.

está mi bebé preparado para comer

¿Todos los bebés empiezan a comer con 6 meses?

No. Nuestros bebés no son máquinas, y cada uno tiene un ritmo de desarrollo diferente, y especialmente, unos intereses diferentes. Se recomienda la introducción de alimentos en la dieta del bebé entre los 6 y 7 meses, cuando se cumplan otra serie de condiciones que veremos ahora. Para calcular la edad del bebé, se utilizan siempre las 40 semanas de gestación, por tanto, si tu bebé nació con 38,5 semanas, tienes algo más de una semana desde que cumpla los 6 meses para empezar a contar, y por supuesto, los 30 días completos que tiene el sexto mes. No hay ninguna prisa.

¿Qué más condiciones tienen que cumplirse?

Encontraréis también esta información en otros posts de nuestro blog:

Que se mantenga sentado solo. Sin forrarle de cojines el asiento de la trona, solo, solo.
Que no tenga reflejo de extrusión. Eso que hace imposible alimentar a un bebé de 4 meses que solo escupe y escupe la comida. Una protección natural de nuestro bebé para que no entre en su organismo nada que no sea leche, y que se elimina poco a poco y de manera natural a partir, más o menos, del 5º mes.
Que coordine bien el movimiento ojo-mano-boca
Que sepa mostrar hambre y saciedad. Esto lo descubriremos cuando le ofrezcamos comida. Cuando quiere más, intenta coger alimentos, cuando no, los suelta o se echa para atrás.
Que tenga interés por la comida. Y aquí me voy a detener porque este es para mí un hito imprescindible.

¿Por qué mi bebé de 6-7 meses no come absolutamente nada?

Nos fijamos en que se siente, que coordine bien, que no tenga reflejo de extrusión y por supuesto que tenga al menos 6 meses, pero, ¿tiene interés por la comida? Muchas familias me decís que vuestro bebé os mira mucho mientras coméis, que mueve la boca como vosotros, y esto pueden ser indicios de que le interesa la comida, pero de lo que verdad es un indicio es de que le interesas tú. Si estuvieras lavándote los dientes, te miraría igual de perplejo.

Hay una prueba inequívoca de que nuestro bebé quiere comer, y es que se lanza a coger un alimento y se lo lleva a la boca, hasta que llegue ese momento, no podremos saberlo. ¿Y es tan importante tener esto en cuenta? Sí, mucho. Porque si nuestro bebé no está preparado para tomar algo más que leche, emocionalmente digamos, da igual que cumpla el resto de condiciones, no comerá.

¿Y cuándo empiezan a comer entonces?

¡La gran pregunta! No hay una fecha. Hay bebés que estarán preparados y el primer día comerán todo lo que les ofrezcamos, pero habrá muchos otros que alarguen y alarguen la fase de experimentación con la comida y nos parezca que nunca se llevarán ni un pequeño trozo a la boca. No me gusta hablar de normalidad, pero bueno, digamos que no hay absolutamente nada de lo que preocuparse si hasta los 8 o 9 meses no prueban bocado, y a partir de ahí, habría que ver el caso de ese bebé en concreto, que casi siempre, estará dentro de la normalidad.

tienda online alimentación complementaria baby-led weaning

Cómo conseguir que tu bebé coma sólidos

Leer más

Cada vez me llegan más consultas sobre familias que no han realizado baby-led weaning y se encuentran con que pasan los meses y su bebé sigue tomando triturados ¿es tu caso? ¡Sigue leyendo!

trucos para que los bebés coman sólidos

¿Hasta qué momento pueden tomar triturados?

Hay familias que se enteran de que existe el baby-led weaning cuando su bebé apenas tiene 7 u 8 meses y deciden que prefieren probar con sólidos, otras que esperan a los 12 meses, y otras en las que su bebé tiene más de 18 meses y siguen sin encontrar el momento. En todas ellas encontramos dos motivos principales: miedo y falta de aceptación por parte del bebé. ¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, si aún estás a tiempo, mi consejo es que no se retrase la introducción de sólidos más allá de los 10 meses. Si crees que tu bebé es demasiado pequeño para empezar a darle trozos y te da miedo, si por tradición en tu familia siempre se ha hecho así y así os sentís más seguros, o sea por la razón que sea, poneos como límite ese momento. Con 10 meses tu bebé ya es capaz de hacer muchas cosas, podrá también practicar para hacer la pinza con la comida y podrás ofrecerle trozos más pequeños y lo más importante, estarás ayudándole a que pruebe texturas nuevas, a que reconozca los alimentos, con margen suficiente antes de llegar a los 12 meses que es cuando todas las reglas cambian. Así que infórmate, lee y convéncete de que es la mejor manera de que la alimentación siga siendo un momento agradable. En el índice del blog podrás encontrar mucha información sobre la introducción temprana de los sólidos y sus beneficios.

¿Cómo debe ser la transición?

Una vez más, si estáis a tiempo, y habéis optado o vais a optar por la alimentación complementaria con triturados, dejad a un lado la batidora. Desde el principio. Es mejor que el bebé pruebe las texturas de la comida lo más reales posible, con chafar la comida con un tenedor es suficiente.

Si ya estáis ofreciéndole triturados con batidora y queréis empezar a ofrecerle sólidos, es necesario pasar primero por esta etapa. Empezad a triturarle cada vez menos la comida con la batidora, dejar grumos, algún que otro trozo, que el bebé vaya viendo que tiene que hacer más esfuerzo que antes para comer, y cuando veáis que gestiona bien la comida en este formato, empezad a ofrecerle alimentos sólidos poco a poco.

¿Y si no acepta los sólidos?

Puede ocurrir, que cuando retrasamos en exceso el momento de ofrecer sólidos el bebé no tenga interés llegado el momento. ¿Cómo podemos convencerle?

Ofrécele siempre alimentos que se parezcan a lo que estás tú comiendo. Si a tu bebé le pones unos alimentos diferentes, normalmente con coccciones demasiado sencillas, seguirá teniendo más interés por lo que estás comiendo tú.

Comed juntos. Cuando le ofrecemos los triturados solemos hacerlo a otra hora, primero come el bebé, luego come el resto de la familia. Una vez más, si aún estás a tiempo, aunque le ofrezcas triturados, hazlo siempre comiendo en familia, y si no, ha llegado la hora de que comáis todos juntos, así es como realmente se despertará su interés.

Deja a su alcance los cubiertos. Cuando empecéis con la transición a los sólidos, puedes ofrecerle la misma comida triturada, y entera. Permitirle, que además de utilizar sus manos, si lo desea, utilice los cubiertos, hará que también sienta que come como los adultos, y tenga más ganas de probar.

No tengas prisa. Puede que sea un proceso lento, sigue a tu bebé, el será quien mejor te irá marcando el ritmo.

La alimentación complementaria es un proceso de aprendizaje

Escojas el método de alimentación que escojas, ten en cuenta que los tiempos los marcará tu bebé. Si ha pasado mucho tiempo tomando triturados puede que tarde un tiempo en aceptar las nuevas texturas, pero con paciencia y poco a poco irá ganando interés hasta aceptar los alimentos con normalidad.

tienda online alimentación complementaria baby-led weaning

5 consejos para sobrevivir a las críticas en Navidad

Leer más

Lo sabemos. Esta Navidad con sus luces (y sus sombras), sus regalos, sus reencuentros y esas comidas familiares que no faltan, habéis tenido que dar muchas explicaciones… Con cada comida nos enfrentamos al GRAN reto: TODA la familia verá a nuestro pequeño comer y no van a faltar los comentarios: “¿pero se lo das así entero?”, “ay que se ahoga, mira mira como tose”, “a este niño le hacía falta un buen puré para quedarse lleno”, “¿y le dejas ponerse así todo perdido?”, “ah ¿pero que además también le das teta?”, “¿que haces el beibele qué?” y así hasta el infinito. Porque claro, a la gente le sorprende ver a un niño comer “sólo” y que pueda decidir. Y como todo en la crianza nunca faltan opinólogos. Y¿qué hacemos para mantener la paz y disfrutar en familia?
Pues primero que nada PACIENCIA. RESPIRA.

consejos para sobrevivir a las opiniones

Te doy 5 consejos para que puedas afrontarlo mejor:

1. No dejes que los comentarios desafortunados te hagan dudar sobre cómo has decidido alimentar a tu hijo.

2. Si algún familiar se muestra francamente interesado en el método y en qué consiste, puedes darle toda la información que desee, pero si ves que sólo pretende oir tus argumentos para rebatirlos  y querer tener razón, simplemente sonríe y déjalo estar. Muchas veces perdemos gran cantidad de nuestra energía en enseñarle a los demás cosas que nos parecen muy importantes e interesantes, pero que ellos no están dispuestos a aprender, y también hay que saber aceptarlo. No pretendemos convencer a nadie, sólo hacer lo que nosotros consideramos mejor para nuestros hijos.

3. Aprovecha la oportunidad para introducir alguna receta nueva, apta para toda la familia y que podréis compartir.

4. No te tomes nada que te digan de forma personal. A veces nos sentimos juzgados por hacer algo diferente y se nos olvida, que de la misma manera, nosotros nos ponemos a la defensiva y cuestionamos cuando nos preguntan. Es mejor sentirse tranquilo.

5. Como último consejo me queda decirte: DISFRUTA de la familia y del tiempo juntos. Hacer una batalla por defender el baby-led weaning tampoco es un ejemplo de cordialidad y disfrute familiar para nuestros hijos.

Estoy segura que también habrá familias (como la mía) maravilladas de ver al peque “robando” comida del plato de los familiares, disfrutando con sus manitas y haciendo sus primeras intentonas con el tenedor. Sin duda verles crecer experimentando es el mejor de los regalos de Navidad y de la vida misma, así que creo que son unas fechas estupendas para la observación, la compañía, y el compartir experiencias únicas, que pasan muy rápido y no se repiten.

¡Felices fiestas! ¡Y que comáis muy rico!

Noelia Rodriguez Izquierdo
http://www.espiralcriame.es

¿Te ha gustado nuestro post? Compártenos en tus redes sociales y no te olvides de dar una vuelta por nuestra tienda de productos para baby-led weaning >>

Ideas de regalo de 0 a 3 años

Leer más

Como cada Navidad, os hemos preparado una selección especial de juguetes pensados para la primera infancia, que fomentan el juego libre y el desarrollo de las habilidades psicomotrices.

Ofrecerles materiales acordes a su edad, que despierten su interés y les permitan jugar de manera no estructurada, es la mejor manera de ayudarles a descubrir el mundo y sus posibilidades, porque a través del juego, despliegan todo su potencial.

Además, es importante que estos juguetes no tengan luces, sonidos, ni reglas, que estén realizados con materiales sencillos y naturales, para que sean ellos los que pongan en marcha su imaginación.

Todas las propuestas de regalo que os hacemos las encontraréis en la sección “para jugar.

juguetes de madera de 0 a 3 años natural wean

Juguetes de 0 a 6 meses

En esta etapa lo más importante es ofrecerle juguetes que les estimulen visual y táctilmente. Están descubriendo poco a poco todo lo que tienen a su alrededor y las texturas, los olores, los colores, son muy importantes para su desarrollo. Algunas ideas pueden ser el sonajero natural, los sonajeros de animales, los peces colgantes de crochet o los monetes machtstick monkeys.

 

juguetes de 0 a 6 meses

Juguetes de 6 a 12 meses

Además de los juguetes que han utilizado en la etapa anterior, que siguen siendo muy importantes, sobre todo ahora que empiezan a salir sus dientes, en este momento es buena idea introducir juguetes que le ayuden a cubrir sus necesidades cada vez mayores de exploración y descubrimiento.

La pelota sonajero XXL, que pueden utilizar desde el nacimiento, es un gran estimulante del movimiento y el gateo en este periodo.

sonajero bola xl de crochet

La cesta de los tesoros, a la que podéis añadir otros muchos objetos cotidianos, es un recurso fantástico tanto para jugar de manera individual como con otros bebés. Favorece la creatividad, la concentración y la autonomía. Podéis encontrar dos versiones: de 10 elementos y de 20 elementos.

cesta de los tesoros grapat

También en este momento se despierta su interés por intentar ordenar, clasificar, agrupar… Los carretes de madera y los cuencos de colores les ayudarán con estas destrezas.

juguetes de 6 a 12 meses

Juguetes de +12 meses

Nuestros pequeños van creciendo, cada vez se mueven más y necesitan nuevos estímulos… junto con todos los juguetes de la etapa anterior, en este momento empieza a aparecer poco a poco la necesidad de practicar juego simbólico.

Todas las propuestas que ofrecen los “nins” son fantásticas para acompañarles en este proceso. Por supuesto también el arcoíris, el juguete de las mil posibilidades.

juguetes para más de 12 meses

Juguetes de +24 meses

Nuestros pequeños han dejado de ser bebés y se han convertido en auténticos exploradores. Los juguetes de la etapa anterior cobran nuevas posibilidades en este momento, y sirven para jugar de un montón de maneras diferentes. Además, el desarrollo de su motricidad fina les permite ahora hacer cosas mucho más difíciles, y poner a su alcance nuevos retos, como la casita de cerraduras o los cuencos y bellotas, les estimulará enormemente.

juguetes para más de 24 meses

¿Qué os parecen estas propuestas? ¿Qué otras ideas tenéis? Os leo en los comentarios 😉

 

¿Por qué el BLW es mejor aunque coma menos?

Leer más

Empezamos nueva colaboración… en este caso se suma al equipo Noelia, de Espiral Criame para hablarnos del factor emocional a la hora de alimentar a nuestros bebés… ¡os dejo con ella!

¿Por qué el BLW es mejor aunque coma menos?

Esta es una pregunta recurrente de padres que empiezan con este método, aún sin tener muy claro cómo proceder, cuando no tienen “resultados” y su peque come poco (según sus expectativas).

aspectos emocionales de la alimentación complementaria

Hoy en día venimos ya de generaciones en las que se valora lo “buen comedor” que sea un niño por la cantidad más que por la calidad y variedad de su alimentación. Estas frases de abuela que todos hemos oído en casa, en mi caso en Galicia es el “come neniño, come”. La familia se queda tranquila si el pequeño se lo come TODO.

He visto a padres y familiares de bebés hacer palanca con la cuchara en la boca del niño para que engulla el puré. Meterle y sacar el chupete entremedias de la comida porque “si no, no hay manera” dicen.

Y aquí entramos en terreno peligroso, y es que interferimos completamente en el proceso de autorregulación de la alimentación del bebé.

Precisamente una de las máximas del BLW no es que el niño coma más, si no que coma por voluntad propia y por sí mismo. Cuando al niño se le está dando un puré, la noción real de cantidad y autorregulación se pierde porque el niño en el mejor de los casos podrá decir basta al número de cucharadas pero puede estar recibiendo una sobreingesta algún alimento que no comería entero, por estar precisamente triturado.

Si se les ofrece en trozos, el bebé está pudiendo elegir comer dos bocados de plátano, sólo uno de manzana y quizá ni probar la galleta. Esta regulando perfectamente la elección y las cantidades.

Por tanto es probable que coma menos (que además hasta es deseable con las tasas de obesidad infantil actuales). Decidir, masticar, tragar, etc lleva también más tiempo, pero está adquiriendo una serie de habilidades que le servirán de por vida.

Cuando hablamos de baby-led weaning no tratamos solo una “forma de comer en trozos” si no de una aprendizaje vital. El niño pone en práctica sus sentidos para distinguir texturas, oler cada alimento, ver distintos colores y elegir en función de ellos.

Adquiere destreza en la coordinación ojo-mano-boca. Comiendo unos guisantes, por ejemplo pone en práctica la pinza, un hito fundamental en el desarrollo que suele pasar desapercibido.

Con esta forma de alimentación se están estableciendo conexiones para toda la vida y una base de alimentación más saludable de la cual se verá beneficiada su salud incluso dentro de 20-30 años.

Por tanto lo fundamental no es que coman mucho y de todo, si no que se alimenten de manera saludable, que conozcan el funcionamiento de su cuerpo y estén en contacto directo con SUS necesidades y no con las expectativas adultas de lo que “debe comer” un bebé de 6, 8 o 12 meses.

¿Cómo impacta entonces a nivel emocional practicar BLW?

Les permite desarrollar completamente su autonomía y autopercepción ayudando con ello a tener una buena autoestima, porque se sienten CAPACES.

Favorece el vínculo con sus padres, puesto que ellos les proveen los alimentos pero no les obligan a comer, les acompañan, les miran admirados y les alientan a aprender a través de la alimentación disfrutando con ellos en familia.

Les hace sentirse integrados en la dinámica familiar, puesto que pueden comer lo mismo que el resto de la familia (aunque haya alguna adaptación o reducción de sal).

Los niños que se alimentan de esta manera establecen una relación más saludable con la comida y con su cuerpo puesto que aprenden a escuchar sus necesidades y a suplirlas, sin necesidad de “llenar agujeros emocionales con comida”.

Por ello la función de los padres es ofrecer alimentos saludables al alcance del niño y dejar que pueda decidir de esa oferta. Si ofrecemos fruta, verdura, legumbres, etc (según la edad) ¿qué problema supondrá que coma manzana y no pera, o brócoli y no zanahoria? Ninguno, porque estará, de cualquier manera, comiendo saludablemente. Y luego, una vez al año, ¡un dulce no hace daño!

Noelia Rodriguez Izquierdo
http://www.espiralcriame.es

¿Te ha gustado nuestro post? Compártenos en tus redes sociales y no te olvides de dar una vuelta por nuestra tienda de productos para baby-led weaning >>

Galletas de cereales y frutos secos

Leer más

Sin lácteos

Receta de Begoña Prats, autora de la app sobre recetas de baby led weaning Happy Recipes y del libro 70 recetas para que tu hijo coma solo.

galletas de cereales y frutos secosCompletas galletas con las que disfrutarán toda la familia.

Riquísimas y muy nutritivas.

¿Qué más se puede pedir?

¡Ñam!

 

Ingredientes:
(Para 12 unidades)

75 gr de harina integral de trigo
100 gr de salvado de trigo o avena
100 gr de copos avena
120 gr de frutos secos variados
1 cucharadita de levadura
8 dátiles o ciruelas pasas
2 huevos
75 ml de aceite de girasol

Preparación:

Precalentar el horno a  200º.
Molemos los frutos secos y los mezclamos con la harina, el salvado, los copos de avena y la levadura. Reservamos.
Añadimos los huevos, el aceite de girasol y los dátiles /ciruelas picaditos.
Hacemos bolitas con la masa y las aplastamos ligeramente con ayuda de una cuchara o un sello para galletas sobre la bandeja de horno cubierta de papel antiadherente. Cocinamos 15 min hasta que se doren ligeramente ¡y listo!
Se conservan 3 o 4 días en un bote hermético preferiblemente fuera de la nevera, además podemos congelarlas para disfrutar cuando más nos apetezcan.

¿Te ha gustado nuestra receta? Compártenos en tus redes sociales y no te olvides de dar una vuelta por nuestra tienda de productos para baby-led weaning >>

Puedes encontrar más recetas dulces y saladas en las apps de Happy Recipes
Gratis para Android, iOS y Windows Phone, y en el libro 70 recetas para que tu hijo coma solo.

BABY LED WEANING – 70 RECETAS PARA QUE TU HIJO COMA SOLO>>

HAPPY RECIPES BLW – COMPLETE (SIN ANUNCIOS):
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happy_recipes_complete_blw_recipes.sc_39F1WE&hl=es

HAPPY RECIPES – REPOSTERÍA BLW:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happy_recipes.sc_3VAKQS
https://itunes.apple.com/es/app/happy-recipes/id1105425277?mt=8
https://www.microsoft.com/es-es/store/apps/happy-recipes-blw/9nblggh4v792

HAPPY RECIPES – COMIDAS BLW:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.mobincube.happyBLWrecipes.sc_3NPX38
https://itunes.apple.com/us/app/id1120185802
https://www.microsoft.com/es-es/store/apps/happy-blw-recipes/9nblggh4wzvk

La ventana de oportunidad en la alimentación

Leer más

¡Hola! Soy Iria Quintans, dietista-nutricionista especializada en alimentación infantil. A partir de ahora podréis leerme por aquí, y contratar, muy pronto, servicios de acompañamiento nutricional y talleres para que toda la familia se alimente mejor.

Quiero empezar mi colaboración hablándote sobre la ventana de oportunidad. Quizás te suene, pues es un tema que en los últimos años ha cobrado mayor relevancia. Se trata de un importante periodo en nuestras vidas.

ventana de oportunidad en la alimentación

¿En qué consiste la ventana de oportunidad en la alimentación?

Para garantizar la supervivencia, se producen una serie de cambios en nuestro organismo que van a dejar huella, y que van a influir de forma permanente en los órganos que se van desarrollando. ¡Incluso estos cambios pueden transmitirse de una generación a otra!

¿Cuánto dura esta ventana de oportunidad?

Aproximadamente unos 1000 días. Es decir, desde el embarazo hasta casi los 3 años de edad. ¿Y qué oportunidades ofrece?

El estilo de vida durante el embarazo, el tipo de parto, la lactancia y la alimentación durante estos primeros años son fantásticas oportunidades para tomar decisiones que beneficiarán su salud en la vida adulta.

¿Cómo afecta la introducción de la alimentación complementaria en este proceso?

Las bacterias del intestino (microbiota intestinal) de nuestro bebé, se parecerán cada vez más a las que tendrá durante la mayor parte de su vida. Y una introducción temprana de alimentos (es decir, antes de los 6 meses) podría modificar su microbiota intestinal, disminuyendo aquellas bacterias que resultan más beneficiosas para su salud.

De la misma forma ciertos alimentos insanos pueden favorecer esto mismo, aumentando el riesgo de sufrir ciertas complicaciones, no solo en la edad adulta, sino también a corto plazo.

Informarse adecuadamente sobre la introducción de alimentos (qué, cuándo y cómo) y personalizar el asesoramiento es sumamente importante.

Recordad, tenéis nada más y nada menos que 1000 oportunidades para cuidaros. Yo estaré por aquí para acompañaros y asesoraros en este proceso.


Sobre el autor:
Iria Quintans, dietista – nutricionista
Nutrición preconceptiva, en el embarazo, lactancia e infancia.