Si estás inmerso en la alimentación complementaria probablemente hayas pensado ya en cuál sería el mejor momento para empezar a introducir el hábito de utilizar cubiertos. Tanto si estás realizando baby-led weaning, triturados, o un método mixto, ofrecer utensilios que les ayuden a conquistar su autonomía es importante en esta etapa, a la vez que favorecemos la manipulación de texturas.

Es buena idea añadir en sus rutinas pequeños objetos como cucharas, tenedores, vasos, para que tengan sus propios elementos a la hora de comer… Estos pueden ser rechazados o ignorados de entrada (o utilizados para golpear el plato que es mucho más divertido), pero si incorporas instrumentos de manera temprana te resultará después más sencillo realizar la transición. Vamos a hablar hoy de las precucharas o cucharas de aprendizaje, te cuento sus beneficios para utilizar como complemento en su alimentación sólida.

Primera cuchara del bebé, favoreciendo la autonomía desde que empiezan a comer

Las precucharas de Num Num son, como su nombre indica, utensilios para antes de poder utilizar la cuchara normal, las recomiendo especialmente por tres razones:

– Si practicas BLW mixto, te permite ofrecer los triturados de manera autónoma.

– Si ofreces triturados, dar su propia cuchara al bebé mientras tú le das el puré con otra, ayuda a que participe más del momento.

–  Y si has optado por realizar baby-led weaning, le servirán para tomar por su cuenta arroz, lentejas, cremas tipo hummus y por supuesto, purés.

Por qué me gustan más que otras cucharas de aprendizaje

Reducen la frustración, al ser iguales por los dos lados, no hay una forma correcta de usarlas, así que siempre acertarán

Fomentan la independencia a la hora de comer por lo que ya hemos comentado

Son suaves y totalmente ergonómicas, su tamaño es perfecto para sujetar con el puño.

Libres de BPA, PVC y ftalatos.

Y, por último, son el primer cubierto que podrán utilizar, ya que se usan desde el mismo inicio de la alimentación, a partir de los 6 meses.

Algunos de los beneficios de las cucharas de aprendizaje que me comentan las familias…

Autonomía. Es fácil que se familiaricen con ellas y las familias me cuentan que entienden su funcionamiento desde el mismo momento en que se las ofrecen.

Versatilidad. Sirven también como un mordedor de muy fácil manejo y con el que están familiarizados, de hecho, puede utilizarse desde los 4 meses en este modo, ayudándoles a aliviar las molestias con la dentición.

Comodidad. Son fáciles de lavar y de llevar a cualquier parte. Con un poco de agua y jabón bastará para que vuelvan a usarse, pero además, permiten temperaturas altas para esterilizarlas.

Seguridad. Están fabricadas en una sola pieza, lo que garantiza la seguridad para su uso autónomo por parte del bebé.

Y ahora la pregunta final que siempre me hacéis ¿por qué vienen dos?

En Num Num han pensado en todo, y cada una de las cucharas cumple su función. La que tiene el agujero en el medio, le servirá para coger alimentos semitriturados espesos: arroz, legumbres, puré de patata, mientras que la otra tiene unas estrías que ayudan con purés más líquidos, salmorejo, cremas…

Si te ha gustado el post, si te queda alguna duda, comenta y resolvemos.